lunes, julio 23, 2007

Tiempo para escoger lo esencial

Durante los últimos días he estado con bastantes ocupaciones, producto del fin del primer semestre y de que estoy con varias cosas encima... y por eso, no he podido atender el blog como debe ser, ni visitarles mucho.
Si tuviese que resumir estos días, creo que me he sentido como Marta en el Evangelio, y al predicar el fin de semana, sentía que las palabras con las que exortaba a los fieles a dejar más espacio para ser como María, que se sienta a los pies del Señor para escuchar su palabra, me las decía a mi mismo.
Es extraño darse cuenta como Dios nos pide más espacio para el contacto diario con Él, y yo lo necesito. No concibo mi vida sin ese espacio de encuentro junto al Señor no solo en su Palabra, sino sobre todo en la Eucaristía, extraño milagro que me permite traerle día a día a vivir en medio nuestro.
A veces cuando hacemos muchas cosas, nos olvidamos lo esencial que significa para los cristianos vivir a los pies del Señor. ¿Creamos ese espacio necesario? Mmmmm... tengo la impresión de que no. Hacemos muchas cosas en el día, y muchas de ellas muy buenas, pero ni siquiera nos damos cuenta de que necesitamos algo esencial.
María en el Evangelio de Lucas 10, 38 - 42, nos enseña a ser nuevo discípulo, escogiendo lo único necesario para discernir correctamente aquello que necesitamos.
Pd: Para quienes deseen complementar esta entrada, pueden leer mi homilía en este lugar. Además, me di cuenta que llegué a las 100 entradas en este blog... y como algunos lo celebran, yo también lo hago.

11 comentarios:

Yo voto x Alejandro pa' Prince Blog 2007 dijo...

Feliz regreso, Padre...
:-)

Gonzalo Verbal Stockmeyer dijo...

Totalmente de acuerdo. Yo también he estado muy ocupado en el término de semestre y poco preocupado (u ocupado) de lo esencial.

Te felicito por los accesorios de tu blog; bonita la canción. Muchos saludos.

Vladimir Urrutia dijo...

cristian, estimado:

a pesar de que no votaste por mi en lo del principe
jajajaj


amig, sabes?? aveces me siento un poco fariseo, y claro me olvido de que mi lugar es a los pies del señor, obro y camino por la vida pregonando pero algo me falta


saludos cordiales

vladimir urrutia

Blood dijo...

Hola Cristián, gracias por tu llamado del sábado y tu comentario. Te cuento, actualicé el patio y hay registros gráficos de lo que escuchaste esa noche.

Saludos sangrientos

Blood
PS: si te gustó Gotas, prepárate para diciembre...

Jen El dijo...

Ummmmm...

El episodio de Martha y María es una espinita en el alma para todos los que vivimos en el mundo "ocupados en honras y dineros" como decía Santa Teresa. Suspiro, anhelo unos minutitos de paz para dedicarme solo a mi Señor ¡y cuesta tanto! supongo que es cosa de darse cuenta de que es "en realidad importante" aunque con dos hijos, esposa, perra y una carrera absorvente (soy médico) cuesta bastante.

Es un consuelo ver que incluso dentro del Sacerdocio cueste dedicarle su tiempito a Jesus.

Un abrazo.

ALEJANDRO MUÑOZ ESCUDERO dijo...

Hola Cristián, soy nuevo en tu blog y lo descubrí por una casualidad.

Tengo 55 años, 6 hijos y 4 nietos.

Soy profundamente cristiano, sin embargo me aparté de la iglesia ya que me prohibe recibir los sacramentos por haberme separado de mi esposa. No obstante ello, mi amor y unión con Dios se ha vuelto cada día mas estrecha y mas íntima.

El año 2003 sufrí una devastadora experiencia y a través de ella tuve el privilegio de darme cuenta que Dios es tangible y es mas cercano de lo que la inmensa mayoría puede imaginarse (incluyendo a algunos curas).

Un abrazo fraterno de este nuevo amigo.

Alejandro

Daniellha dijo...

Padre Cristian, felicitaciones por sus 100 entradas, no han dado la oportunidad de conocerlo, de sentir lo que es un verdadero amigo, de la fe , de todas las cosas buenas que usted transmite. Perdone si no he venido antes, pero estaba de viaje.
Un fuerte abrazo.

ana maria dijo...

Padre Cristián, como usted muchas veces he deseado ser la Maria del evangelio, pero los ajetreos diarios, el trabajo, los hijos y la casa no me lo permiten, a pesar que muchas veces voy a misa en la semana siento que no es suficiente.
Como dice Jen, que es bueno saber que a un sacerdote tambien le pase. Creo con usted he aprendido que los sacerdotes son "seres humanos". Gracias

dimas dijo...

Padre, me colé en un ciber y ya he posteado.
Un fuerte abrazo mi querid Padre.

Reza que rezo

David C. dijo...

Pues aquí estoy devolviéndole la visita P. Cristian. Añadiré un enlace a su blog en el mío, para que esta red de blogs católicos se haga más fuerte.

Bendiciones.
David
http://lanochedenicodemo.blogspot.com

Cristian dijo...

Gracias por volver a este lugar...

OLIE: Gracias, bendiciones.

GONZALO VERBAL: Ya lo creo que estarás muy ocupado, pero peinsa siempre en lo esencial, que eso ayudará a el resto. Bendiciones.

VLADIMIR URRUTIA: Mmmm... bueno, al menos has dado el paso de reconocer que algo te falta, sigue buscándolo, y seguro encontrarás lo esencial. Bendiciones.

BLOOD: Doctor, te felicito por lo del libro, realmente lo disfruté y ya vi las fotos del lanzamiento. Bendiciones.

JEN EL: Doctor, bueno, siempre algo se puede hacer, como lo leí en su blog. Felicidades por ello, bendiciones.

ALEJANDRO MUÑOZ: Bienvenido. Leí tu blog y vi tu historia, realmente devastadora experiencia, llena de dolor y sinsabores... espero que nos sigamos visitando para crecer juntos. Bendiciones.

DANIELLHA: De viaje???... ni me enteré; espero que te haya ido bien. Gracias por tus palabras. Bendiciones.

ANA MARIA: Bienvenida... si, por desgracia, a veces también los curas nos podemos volver un poco Marta, y olvidarnos de la mejor parte. Bendiciones.

DIMAS: Mi Capitán, miraré su blog más tarde, espero que estés bien. Bendiciones.

DAVID C.: Bienvenido. Espero que podamos crecer también en este mundo blog, para llenar internet con el mensaje de Dios, tal cual como dice el slogan de este blog. Bendiciones.