sábado, agosto 27, 2011

¿Dialoguemos?

Escribir es siempre apasionante, abre muchas posibilidades además. Durante muchos años este blog me ha acompañado, aunque he sido yo el que lo ha dejado botado. Aca escribo sobre mi vida como sacerdote y comparto también con uds. otras cosas que me interesan. Hablar y compartir la vida con otros es una maravillosa posibilidad que lamentablemente podemos perder tan fácilmente... no siempre se abren esas ventanas a hablar y dialogar. Siempre hay situaciones o hechos, o personas que terminan por enmudecer lo que podemos resolver y compartir dialogando.
Durante estos días, Chile y el mundo se han visto envueltos en problemas y verdaderas explosiones sociales que no se veían con esa virulencia hace mucho rato. Yo acá no pretendo analizar las causas de lo que hemos vivido (especialmente hablo de mi país), sino solamente destacar la importancia de dialogar para encontrar las soluciones a esos descontentos en las materias pendientes. No creo la solución sea cerrarse en una postura, no dar posibilidades a hablar de lo que nos interesa. Eso crea confusión, aumenta la tensión y solo hace que se distancie algo tan simple: solucionar las cosas.
"Chile tiene vocación de entendimiento y no de enfrentamiento" nos recordó alguna vez el Cardenal Raúl Silva Henriquez en un contexto doloroso en Chile como fue la época del Gobierno Militar. Y esa frase no ha parado de sonar en mi cabeza estos dias al ver que nos hemos alejado del diálogo y algunos han optado por el enfrentamiento. No quiero ser yo el que proponga la solución aca, pero veo con claridad que necesitamos volver a encontrarnos, a mirarnos con respeto, limar las diferencias por un bien común: Solucionar problemas y volver a vivir en paz como sociedad.
En la Iglesia oramos por esa intención... esperemos que la sociedad también luche por las soluciones en paz.

7 comentarios:

José Fernando dijo...

Saludos desde España, a donde llegan las noticias dolorosas de los tiempos que vive Chile. Ojalá el enfrentamiento de paso al diálogo social desde la verdad y la búsqueda del bien para todos. Ojalá eso fuera posible fácilmente, pero nos toca acoger la "pérdida" de lo propio y "valorar menos" las propias opiniones para sentarnos a hablar realmente.

Un abrazo. Gracias por actualizar el blog.

dimas dijo...

Buenos días Padre, un fraternal abrazo y "Siempre adelante"

Anónimo dijo...

El Gobierno Militar nos salvo del lastre de la Unidad Popular . Viva Pinochet!

Eugenia Cristina dijo...

Es un tiempo de incertidumbre en lo público, aunque en el fondo, toda la vida lo es; claro que cada cual lo siente más, cuando la situación se vuelve amarga para uno.

Esperemos en Dios que todo conduzca a algo mejor.

Un saludo en el común amor de NSJC.

YOYA dijo...

hola estimado que alegria que aun queden personas pensantes y con capacidad de separar ideas me parece muy bien el echo que escriba lo que realmente piensa y no lo que alguno no exijen yo respeto su postura ya que en este mundo mas que la guerra lo principal que nos mueve es la paz no tan solo junto a nuestras familias si no que junto a quienes nos rodean tambien

Anónimo dijo...

Me encanto este blog, felicitaciones padre

Anónimo dijo...

pucha no me resulto lo e escrito un par de veces pero luego volveré a intentarlo