domingo, noviembre 05, 2006

Fidelidad... Otro día en la vida de este cura

Si, acá va otro de los post que se, tanto les gusta: es la oportunidad que me doy con uds. de compartir uno de mis días, especialmente aquellos en los que siento que vivo cosas muy intensas y bellas.

¿Se han sentido alguna vez en la cresta de la ola?, o sea, ¿en la cima, en lo más alto?... Ni se porqué les pregunto esto. Si me lo preguntan a mi, creo que si, especialmente estos días. Aclaro a que me refiero con estar en la cima, para que no se malinterprete: Feliz espiritualmente. Eso es para mí estar en la cresta de la ola, en la parte más alta. Eso me da felicidad y alegra mi corazón. ¿El cansancio? Está, pero no se siente cuando tienes el corazón lleno. Además, estuvo marcado por una tónica asociada a la Fidelidad… lean el siguiente relato, y sabrán porqué.

El día de ayer, tuve la oportunidad de hacer muchas cosas, y también tuve que dejar otras fuera, porque no podía hacerlas. Les cuento el día de ayer:

7:00 Levantarse. Este sábado 4 fue uno de los días que estaba esperando hace mucho tiempo, muy planificado en mi agenda, que decía lo siguiente:

- Peregrinación juvenil a Lo Vásquez (un santuario Mariano muy importante en mi diócesis). (8:30)
- Consejo diocesano de Pastoral en Valparaíso. (9:30)
- Bautizo de niños de primera comunión en la parroquia. (9:30)
- Bendición santuario de Schöenstatt en Los Pinos. (17:00)
- Matrimonio. (18:30)
- Eucaristía. (19:30)
- Matrimonio (20:30)

Tranquilos, se lo que están pensando… y no, no fui a todo eso; aún no me desdoblo… Jejejee. Hice lo que tenía como prioridades… lo de los jóvenes, los dos matrimonios y la Eucaristía.

8:00 – 8:30 Viaje. En este rato, luego de desayunar y rezar, comenzaron a llegar los jóvenes a los que acompañaría en una peregrinación juvenil; eran 140 app. y los monitores, y una hermana Dominica de la Presentación hicieron lo que yo no podía: organizarnos para salir de la parroquia, felices, contentos.
Lo que siguió el resto de la mañana y parte de la tarde, había que estar ahí para verlo; casi no se puede contar… mucha alegría, cantos, risas, felicidad por seguir caminando desde el lugar previamente establecido para la caminata hasta llegar a Lo Vásquez.
Cuando a mi me dicen que los jóvenes son impulsivos e impetuosos, yo les digo que si, y ayer su ímpetu e impulso me dejó muy lleno de fe. Con qué ganas rezaron, cantaron, se confesaron… fueron alrededor de 5.000 jóvenes en el Santuario, compartiendo su fe, hablando de sus vidas, sus talentos, sus anhelos, sus deseos de ser fieles… Si bien es cierto, estaba cansado por el trabajo de los días previos, lo de ayer, me llenó de vitalidad el resto del día. ¿Cómo no ser fiel hoy con lo que Dios me ha mostrado? Yo, a la edad de muchos de ellos, aún no tomaba conciencia del amor de Dios. Y ellos, muchos, adolescentes, eran los seres más felices porque estaban junto a Dios.

18:30 Parroquia. Tuve que regresar temprano de la peregrinación, por mis obligaciones en la parroquia. Tenía el primer matrimonio de la tarde. Estuvo muy bello: él era bombero, y la novia llegó en carro de bomba y todo… escogieron las lecturas, les hablé sobre el amor de Dios, y la fidelidad entre ellos y a Dios. El tema ya lo tenía en la mente, y calzaba preciso para la ocasión. Se fueron felices, con un arco de agua que los bomberos hicieron en la calle… era de película.

19:30 Eucaristía. La Misa del día. El templo lleno, y adivinen… había una renovación de un matrimonio que cumplía 50 años… si, aún hay matrimonios que cumplen esos años de amor juntos… Cuando les tomé las renovaciones matrimoniales, al pronunciarles las palabras: “Prometen ser fieles… y amarse, honrarse durante toda la vida…” se me vino de nuevo a la mente la palabra Fidelidad. Me emocionaron mucho estos dos “tortolitos” en sus 50 años en común.

20:30 Matrimonio. Mientras salían este matrimonio con 50 años de vida juntos, en la puerta del templo un nervioso novio esperaba a la que sería su mujer dentro de poco rato. Me acerqué, y ¿saben de qué le hable?... Fidelidad.
Apareció la novia, en un carruaje, muy bien dispuesto, y ¡matrimonio!, ¡como Dios manda!. Habían escogido lecturas muy bellas también, así es que, además de hablarles de ellas, retomé el tema de la fidelidad. Fue la tecla del día.

¿Saben? El día acabó feliz, y me dejó la sensación de ser otro día pleno que Dios me dio para estar a su servicio. Las cosas que dejé de hacer, no fue por no ser fiel, ni nada, sino solamente porque no podía hacerlas; otro padre me reemplazó. Pero en la noche, al volver el cansancio de bajar las revoluciones, me sentía pequeño, emocionado, hasta con ganas de llorar, pero de alegría. Dios me había tenido todo el día bendecido, absorto en su Presencia, y me mostró muchos rostros, y todos unidos por un mismo parámetro… la Fidelidad.

No se qué cosas y personas seguirán apareciendo en mi ministerio, pero se que ellas tendrán sus historias y pasarán por mi corazón, que les hablará de la importancia a las cosas pequeñas, bien hechas, dispuestas por Dios para su bien. ¿Fidelidad? Seguro también les hablaré de ella, como un regalo invaluable. Gracias a uds. también por la fidelidad a este blog, a estas palabras, a estas historias que comparto, tratando de salvar nombres para no meterme en la intimidad de nadie, solo pensando en compartirles lo feliz que soy, lo privilegiado que soy por conocer a Dios, lo amado que me siento por ser Hijo suyo. Dios, permanece fiel, a pesar de mí, de mi pecado, de mi historia. Y su fidelidad vale más que todo lo que puedo llegar a ser, o a tener, solo Dios me basta, y su fidelidad me llena. Que tengas un buen día.

24 comentarios:

Blood dijo...

Hola. La fidelidad, según mi humilde apreciación, es uno de los bienes que está escaseando en nuestro chilito de hoy. Y no me refiero al tema conyugal, sino a algo inclusive más profundo: la fidelidad a los principios. Estaba leyendo un extracto de una llamada "Encuesta Bicentenario" y me encuentro con conclusiones que para mi estrecha mente no tienen cabida. Dice que: uno de cada 5 ateos o agnósticos cree en Dios; que algunos autodefinidos católicos NO cree en Dios; 2 de cada 5 católicos no cree en la vida después de la muerte; 1 de cada 10 católicos no cree en la Virgen, y 1 de cada 5 evangélicos sí...

Entonces es complicado para mí ver por un lado gente como tú que lucha por enseñar preceptos y conceptos a los suyos por todas vías posibles, y por otro lado y de otras concepciones religiosas también, y luego encontrarme con resultados como éste. ¿Cuál es el problema? ¿Por qué no podemos ser fieles los principios que decimos que nos representan? ¿Acaso hasta para la fe somos "a la chilena"?

Saludos sangrientos

Blood

Blood dijo...

Llevo muchos años cantando (más de veinte) así que no es problema para mí el jugar responsablemente con mi voz. El truco está, como siempre han dicho los orientales y los profesores de canto, en la respiración.

Saludos sangrientos

Blood

Blood dijo...

Y otra vez volví a molestar. Actualicé el post porque acaban de publicar la entrevista que me hicieron las lulúes. Cuando tengas ganas de reírte y conocer a la persona detrás de la calavera, haz click en el link que dejé. Ya, no molesto más por... estos 15 minutos.

Saludos sangrientos

Blood

Cristian dijo...

BLOOD: Gracias por comentar hoy. Estuviste todo el día por acá, y me alegra eso. Lo de la encuesta, es realmente preocupante, no la he leído en detalle, pero la leeré. Es "fe a la chilena", como dices tu, en que no hay grado de conciencia ni responsabilidad ni siquiera por conocer algo de su propia fe.
Lo del canto, bien. La verdad, yo no canto ni en la ducha, no sabes la plancha que he pasado tratando de iniciar un canto en Misa cuando no hay coro... jajajjaa. Deberías echarme una mano... jejeje. Leí tu entrevista, y dejé el comentario en tu blog. Bendiciones amigo.

GATOCHAT dijo...

Me parece que ese curita mas sercano , mas humano, que se emociona, que rie , que trabaja afanosamente por el Reino y que habla de ciertas " intimidades", pero intimidades de su vida con el Señor,es lo que la gente quiere leer, no desestimo los temas importantes sobre teologia o de las escrituras......pero hoy en día creo que la gente lo que quiere leer es sobre afectos , sentimientos y ver a Dios actuar en la realidad y eso es lo que tu estas haciendo amigo Cristian....¿como no va a ser fascinante leer como un sacerdote se fascina sirviendo al Señor?....y bueno seguiremos poniendo fidelidad a Dios que es la enseñansa que hoy nos ha quedado....xauuu !!!

♦♦♦sol♦de♦soles♦♦♦ dijo...

PADRE: qué bueno hablar de fidelidad, la necesitamos en todo, crecer en los valores...A lo mejor ya le llegó el mail, sino, lo invito a mi blog, en el Post está el link para apoyar con firmas parar la lapidación de siete mujeres en Irán.
Lo saludo con mucho gusto.

ingrid_k48 dijo...

Padre Cristian bastante agitado tu día, espero descanses para comenzar otra semana, tal vez tan agitada como la que paso, se que es difícil, pero ojalá puedas, tambien yo tuve un sábado bastante agitado, y sin querer en el Consejo Diocesano de Pastoral, estuve conversando con el Padre Pedro de la Iglesia de Quilpué me parece, fue muy reconfortante escucharlo, una persona muy sencilla pero de una grandeza espiritual que emociona, y comentabamos que cada vez hay más jóvenes que quieren participar de las actividades de las Parroquias, salió la conversación debido a que el Señor Obispo comento en una de sus alocuciones que debía partir hacia el Santuario de Lo Vásquez y que debía llevarse a tres jóvenes que estaban allí presentes y que iban para la peregrinación, levantaron las manos los chicos y eran bien jovenes y muy entusiastas y eso le llamo la atención al Padre Pedro, bueno compartimos con más personas y hablamos mucho del compromiso nuestro y que yo pienso que va muy unido a la fidelidad a nuestro Señor, como lo dices en la lectura de la Misa "Amaras al Señor tu Dios, con todo el corazón, con toda tu alma y con todas tus fuerzas", un Credo de Fe que nos invita a ser fiel a su palabra y amar a nuestro prójimo como a nosotros mismos, en la medida que sepamos valorar e interiorizarnos de ella podremos ser responsables de los compromisos que hemos asumido. Mis saludos Padre Cristian y que Dios bendiga tu afan de cada día, que se de tu gran entusiasmo con las cosas del Señor y que a veces la falta de compromiso de nosotros te pone mal. Nos estamos viendo. Ingrid Smith

Daniellha dijo...

Padre Cristian...vengo a saludarle y cuando leo su post, comprendo muy bien lo que dice de estar en la cresta de la ola , a mí también por mi profesión, me han tocado cantidad de veces, estar resolviendo y ayudando a los demás, sólo cuando lo hacemos, nos sentimos plenos, no importa el cansancio fisíco, comprendemos que cumplimos con el plan de Dios y eso llena de alegría nuestra alma. Que Dios lo bendiga y le permita siempre sentirse de esa forma, lleno de alma , lleno de Él.
Un abrazo.

Achevé dijo...

P. Cristián:

Me gustó su post acerca de la fidelidad. Me anima a perseverar en el esfuerzo de ser fieles a Dios.

Anónimo dijo...

No te turbes si al considerar las maravillas del mundo sobrenatural sientes la otra voz - íntima, insinuante - del hombre viejo. Es "el cuerpo de muerte" que clama por sus fueros perdidos... Te basta la gracia: se fiel y vencerás.

Camino 707.

Anónimo dijo...

Padre Cristian: lo felicito por su blog. Es ameno,muy agradable de leer.En lo que escribe se siente lo que Ud. quiso expresar no sòlo en contenido teòrico , sino tambièn en la sensibilidad que transmite,en lo emocional.
En lo que habla de Fidelidad, maravillosa y real es de DIOS.Y se siente lo feliz que Ud. està.
Pero, que falta de fidelidad hay hoy en dìa, en todo orden de cosas. Que cuesta encontrar LEALTAD.
Bendiciones
verònica

Pd: Por favor no publique mi entrada a blog, pues yo humildemente estoy escribiendo como un diario personal para mi,ni se ocupar estos blogs.Ud.si quiere vèalo, pero no es aporte para nadie.
gracias.

barquisimetana dijo...

Realmente me gusto mucho este post, si fuesemos fieles no solo a nuestra pareja sino a nuestras convicciones, a nuestros ideales y a nuestra fe, pasaríamos la mayor parte de nuestras vidas en la cresta de la ola... Saludos!!!

patty dijo...

Me encanto tu blog ,sigue volcando tu sentir , ya que me hace sentir que Ël esta aquí, en mi corazón , quizas ne anime y haga un blog , aunque hace como veintitantos , que no escribo mi sentir en la vida . GRACIAS.

Anónimo dijo...

La fidelidad tiene cuatro dimensiones que han de ser integradas en la persona para que no ocurra lo que blood nos relata sobre la encuesta:
Busqueda
Aceptacion
Coherencia
Duracion
No las explicaré , reto al que tenga interes , en que coja el evangelio de San Lucas y medite la escena de la anunciación, ahí estan todas estas dimensiones perfectamente reflejadas.
Por cierto yo hice el pasado Octubre 22 años de matrimonio

Verónica Reyes Serra dijo...

Padre Cristian: como siempre, es un gusto leerlo.
Concuerdo con usted en que no hay nada mejor que
sentirse feliz espiritualmente.
Yo siempre me siento cercana a Dios, a pesar de que
a veces he sido bastante ingrata con Él.
No soy un ejemplo, para nada, pero al menos trato a
diario de ser mejor persona.
Vivo mi juventud universitaria como todos, estudio, trabajo,
carreteo, hago una vida normal de joven, pero siempre dejo
tiempo para la reflexión.

Una pregunta ¿de qué congregación es usted?

Que tenga una linda semana.

Un abrazo.

Fraternidad Seminaristas de Chillán dijo...

Hola Padre...me extraña que no hayas estado en Los Pinos??? de ahí paso a revizar cómo estuvo eso. Mientras caminabas seguramente a lo Vasquez, yo regaloneaba con mis padres y tios en el Dia de la Familia. Creo que después de la fidelidad a Dios y a la vocación que Él nos regala, está la fidelidad a la familia, especialmente a los padres. Amo tanto a mi familia, así como me siento amado por ellos. Reza por nosotros, querido padre, por todos los seminaristas que anhelamos la perfección en la caridad y la fidelidad. Ofrece tus preocupaciones y sufrimientos que puedas experimentar por nosotros que tambien somos hijos tuyos. Un gran abrazo, tu hermano de Chillán, Eduardo. (haznos propaganda que solo tenemos tus post jajjaja)

Carito dijo...

Hola Padre, muchas gracias por escribirme apesar de lo desaparecida que he estado.
Lindo lo que escribio, me pone feliz saber que estuvo con los jovenes y que compartío con ellos un poco más, así va a ser más fácil llegar a ellos o no??
Sobre la fidelidad, mmm...la fidelidad que más me gustaría tener es la fidelidad a Dios...pero no me doy ni cuenta y erro el albo.
Un abrazo Padre y siga así entregando al máximo las virtudes que Dios le dio

Semilla dijo...

¡Hola! Siempre es un honor recibir tus visitas en mi blog…
Gracias por compartir tu vida y hermosas vivencias con nosotros…Guau! Quedé impactada con lo que contaste, se nota que Dios está con tigo....
A pesar que hace poco que nos "conocemos" (a través de Internet), mientras más te leo, más me siento en confianza contigo... creo que incluso me atrevería a llamarte amigo (perdona el atrevimiento)... me das confianza y cierta cercanía que no me da ningún otro "cura" que conozca... por eso te pido que por favor me des tu meil, para poder escribirte un par de cosas que me están quitando el sueño. Yo sé que estás muy ocupado, así que comprendería si no puedes hacerlo (seguiré leyéndote y teniéndote en alta estima igual).
Cariños

Deux ex machina dijo...

zaz! el icono del hombre contemporaneo tiene un nuevo rostro, jajaja.

bastante ocupada tu agenda....

fidelidad....

necesito leer ideas pasadas para responder, recuerdo algo pero kiero tener bien concreta la idea...

regreso..
desempolvando libros...

saludos..

XiS dijo...

Ay, cómo te entiendo!! Soy una religiosa, vivo en Madrid, y estos días han sido también muy llenos, muy cansados, pero también de mucha fidelidad y felicidad.

No había entrado nunca en tu blog y me ha gustado mucho. Gracias por compartir.

XiS

Anónimo dijo...

Padre,
a ver si conoce esta canción, Fidelidad, que es de la gente de Schönstatt.

Cristian dijo...

Vamos con las respuestas:

GATOCHAT: Gracias por tus palabras. La fidelidad se construye día a día siendo fieles a los principios amigo. Bendiciones.

SOLDESOLES: Tienes razón... crecer en los valores. Iré a tu blog a mirar el post. Bendiciones.

INGRID_K48: La verdad es que esta semana está tan cerrada como la de la semana pasada; de hecho, ni a la casa de mis padres he podido ir... lo de los jóvenes, sencillamente maravilloso. Bendiciones.

DANIELLHA: Lo que pasa es que cuando uno da, en realidad, recibe. por eso se siente tan plena la vida. Bendiciones.

ACHEVÉ: Que bueno que te anime; ¡Persevera! Bendiciones.

USUARIO ANÓNIMO: ¿Camino 707? Claro que el hombre viejo siempre acecha. Me quedo con tus palabras finales: solo la gracia basta; se fiel y persevera, esa es la clave. Bendiciones.

BARQUISIMETANA: "Fieles a las convicciones..." muy buenas palabras, gracias por ellas. Bendiciones.

PATTY: ¿Y qué esperas? Créate uno, es relajante incluso compartir estos espacios. Bendiciones.

DIMAS: Gracias por llegar acá, se agradece. Felicidades por tus 22 años de matrimonio, veo que tienes muy claro tu norte. Los 4 pilares de la fidelidad, buenísimos. Bendiciones.

VERÓNICA REYES SERRA: Vive tu juventud, que es una linda etapa; date tiempo para la reflexión, eso enriquece la vida. Yo soy cura diocesano, no pertenezco a ninguna congregación. Bendiciones.

FRATERNIDAD SEMINARISTAS DE CHILLÁN: No pude ir a los Pinos el 4 por los motivos que narré... Me hubiese encantado estar, pero la parroquia prima. Que bien lo del día de la familia en el seminario, yo tengo buenos recuerdos de eso. Claro que rezo por uds. y gracias por sentirme como padre. A los que lean esto... ¡¡¡VISÍTENLOS!!!Bendiciones.

CARITO: Que bueno que posteas. gracias por tus palabras. Bendiciones.

SEMILLA: Claro que me puedes considerar tu amigo... para eso están los blogs. Te visitaré, dame tiempo... Bendiciones.

DEUX EX MACHINA: ¿Icono del hombre contemporáneo con nuevo rostro? Jajaja. Regresa pronto, escarba en los libros no más. Bendiciones.

XIS: Bienvenida hermana, la visitaré con calma. Bendiciones.

USUARIO ANÓNIMO: Gracias por la canción. La estoy escuchanso, está bonita... ¿Es de los Pioneros? Wena. Bendiciones.

Anónimo dijo...

Camino - de San José María Escrivá de Balaguer - Punto 707.

Cristian dijo...

USUARIO ANÓNIMO: Gracias por la aclaración, perdona, no lo había asociado con el libro "CAMINO". Bendiciones.