viernes, septiembre 28, 2007

Rescatando material

Veo que la segunda parte de "escoger lo esencial" tuvo su efecto... me alegro de eso, porque significa que mi blog, tiene razón de ser, y no es solo un blog-spam... en fin.
Hace mucho tiempo, cuando mi blog arrancaba, publiqué algo respecto a la lectura de la Biblia, y acá lo rescato, sin retocarlo, para que sirva a quienes me solicitan algunos consejos prácticos para leer la Palabra de Dios. En aquellos comienzos, mi blog no pasaba de los 2 ó 3 comentarios... espero que esta vez lo lean más personas, y sea realmente de ayuda a quienes lo necesitan.
  • ¿Cómo leer la Biblia?

    ¿Tienes una Biblia en la casa? De seguro si, y además casi nueva, ¿verdad? Bueno, la idea de este post es que puedas sacarle provecho a esa Biblia ; no se trata de dar un curso, ni que te transformes en un exégeta ni mucho menos, sino unos simples consejos que te pueden ayudar a tomar tu biblia, y comenzar a hacerla tu libro de cabecera:

    - Escoge la Biblia: Si nunca has leído una Biblia, te recomiendo que tomes una Biblia de corte pastoral, o sea, que haya sido publicada bajo esa premisa. Hay varias ediciones como la Biblia Latinoamérica, o la Biblia de América (La Biblia en España), o la Biblia Dios habla hoy, que es publicada en muchos lugares. Si ya estás familiarizado con la Biblia te recomiendo la Biblia del Peregrino, que muchos utilizan y tiene buenas traducciones de los libros que contienen poesía herbrea, o la Biblia de América (nuevamente, lo siento, es mi favorita) que tiene una traducción mas dinámica (o sea, trata de conservar el sentido original al traducir los textos). Si quieres adentrarte en estudiar la Biblia, todos los que lo hacen tienen a mano la Biblia de Jerusalén, que contiene excelentes notas sobre el sentido de las palabras, un buen aparato crítico para que saques una lectura dinámica y relacionada de acuerdo a las palabras que se entrecruzan con otros libros. En esta Biblia puedes seguir la evolución de un término desde el Génesis hasta el Apocalipsis.
    - Comienza a leer las introducciones de los libros: Cuando nos enfrentamos a la lectura de un libro, lo primero que miramos son el índice y la introducción; con la Biblia no tiene porqué ser distinto. Al leer la introducción del libro que vas a leer, tendrás la oportunidad de tener un panorama respecto a lo que contiene el libro. Un gran error que cometemos a menudo al leer la Biblia es saltarnos la introducción. Allí hay información relevante a cerca del autor sagrado, de los personajes, del tiempo en que transcurre la narración, explicación sobre el género literario, contextualización en la historia, aplicación pastoral o espiritual del libro... NO LEAS NINGÚN LIBRO DE LA BIBLIA SIN LEER ANTES LA INTRODUCCIÓN.
    - Comienza tu lectura por el Nuevo Testamento: Te recomiendo que al leer la Biblia partas por el Nuevo Testamento, y más específicamente por los Evangelios, y aún más específico, por alguno de los tres sinópticos (Marcos, Mateo o Lucas). Luego, sigue por Juan, los Hechos de los Apóstoles, las cartas de Pablo, etc.

    nota: Esta, es la primera de tres entradas que republixaré para que descubran, o re-descubran su Biblia.

Nos vemos... Bye.

20 comentarios:

Aristóteles dijo...

:D

Aunque,... Los primeros serán los últimos, heme aquí.

¡SOY EL PRIMERO!

:D

Gracias por este post.

Aeronauta dijo...

¡No encontré el blog que me recomendó! Error 404, fatídico, jeje

Gracias por sus visitas simpre bienvenidas, P. Cristián.

carlosmxax 2.0 dijo...

gracias por los datos
una consulta que es un exégeta??
saludos

ingrid_k48 dijo...

Padre, no me cabe duda, que tenemos un excelente exegeta, sobre todo de la Biblia en Ud. y será fácil poder reedescubrirla, de estemodo, muchas gracias Padre por su preocupación.

Miguelo, sc dijo...

¡Qué importante es entender al Dios que se describe en el Antiguo Testamento desde lo que se nos muestra en el Nuevo Testamento!: Un Dios Amor, que siente tanta pasión por el hombre desde el momento de su creación, que no duda por Amor en encarnarse, y entregar su vida.

"Habiendo amado a los suyos, los amó hasta el extremo".

Descubrir la Biblia como la historia del Amor de Dios y de la salvación del Hombre fortalece mucho la fe, y ayuda a comprender muchos porqués.

Blood dijo...

En mi casa está la Sagrada Biblia, con Imprimatur de 1956, edición familiar, con un mensaje impreso de Juan XXIII. En general lo uso como texto de consulta para aclarar dudas.

Saludos sangrientos

Blood

JOSÉ GUTIÉRREZ dijo...

Enhorabuena Padre Cristian.

Gran ayuda para todos.

Un abrazo.

En los Dos Corazones.

Luispdzp dijo...

Hola Padre Cristian lo he visto en los blogs de otros amigos y entre al suyo para verlo, me ha gustado mucho, gracias por sus enseñanzas.
Dios lo bendiga.

José Luis Contreras Muñoz dijo...

Me acuerdo de ese post,uno de los primeros tuyos,que tuve la ocasión de leer.

Ferípula dijo...

Muy bueno!
Y pidamos la guía del Espíritu al leer, para entender...
Vas a venir a mi cumple????
Estoy por nacer... :)


Un abrazo!

Constanza dijo...

Hola!
Que bueno tu blog. Es un granito de arena para todos nosotros y esta vida que a veces resulta un poco complicada.
Felicitaciones!
:)

Peque dijo...

Estimado Padre Cristi´n...le agradezco mucho este post y los siguientes, ya que así podré leerla bien y además le enseñaré a mis hijos como hacerlo....
Yo no conocía este Bolg antes, por eso no leí esto.....
Seguiré con atención los siguientes..
Un abrazo
Peque

Semilla dijo...

Hola Padre ¡Que buena idea! (lo de rescatar los post antiguos)... Creo que leer la Biblia es esencial para descubrir poco a poco la voluntad del Padre. ¿Es necesario decir que es el mejor libro... el que nos entrega más sabiduría y consejos prácticos para la loca vida actual?
Casi lo olvido. Vine a recomendarle este blog que aunque es relativamente nuevo, ya tiene como 80 interesantísimos posts
http://caminodeemauschile.blogspot.com/
Visítenlo es buenísimo
Cariños miles

Anónimo dijo...

Hola cristian: ojala hubiese leido esto antes, siempre escuche que la biblia jerusalen era una de las traducciones mas fieles, y como soy cientifica pues me compre esa ( es lo que uno hace con los libros tecnicos ¿no?) bueno pues, craso error!!!! me quedo como poncho jeje... asi que volvi por otra con muchos pies de páginas..
Cariños
Pachi

icue dijo...

Una gran ayuda sus articulos sobre la Biblia, como siempre gracias por su ayuda.
Un gran abrazo.

Barquisimetana dijo...

Excelentes recomendaciones Padre... Tiempo sin pasar por aquí... Dejándole mis saludos!

mueblestilo (yhallo) dijo...

hola padre, excelente idea la suya para republicar sobre, la palabra de Dios, a muchos puede servir, piense usted, que yo con 56 años solo hace unos 18 que logre adentrarme en ella, gracias.
Bendiciones

ely dijo...

Padre: muy interesante su introducción a leer la biblia, espero que pronto publique sus otras entradas

San Blog dijo...

Mi padre Cristian

Gracias muy claras y sencillas orientaciones para el conocimiento de la Palabra de Dios.

Le cuento que estuve de retiro a 15 kilómetros de Jerusalén en un monasterio de monjes trapenses. increíble el silencio que hay allí. Vine con las baterías regarcagas para entrarle duro al Hebreo y el Griego, jeje y de paso al Blog.

Un abrazo

Eugenia Cristina dijo...

Padre Cristián:

Muy buenas sus recomendaciones generales.

Aquí en casa quedan dos biblias católicas y en castellano. Ha habido más y ha sido adecuado a las circunstancias, irlas regalando. De estos dos ejemplares que son de formato mas bien pequeño, la Nácar-Colunga está como repollo y la de Ediciones Paulinas, traducida de los textos originales por 15 catedráticos españoles en Sagrada Escritura, revisada literariamente por otros tres y en conjunto por otros cuatro (Lamadrid, Martín, Hernández, Revuelta), no está impecable, pero sí en mejor estado, sólo con los lomos parchados. Ésta es mi favorita. Y eso que durante un tiempo que coincidió en gran parte con haber estudiado el ciclo de iniciación teológica en los cursos vespertinos de la PUC, usé bastante un ejemplar de edición en rústica de la Biblia de Jerusalén, el cual regalé hace pocos años a mi hijo casado, cuando me dijo que no tenía ninguna en su nuevo hogar, estando cesante a la fecha. Para él es muy adecuada: decía que la Latinoamericana era para analfabetos; a mí tampoco me gusta aunque encuentro exagerada esa opinión, sólo que encuentro que cambia demasiado algunas cosas o introduce palabrería que no corresponde en el texto, en cambio en los comentarios, mientras más haya, mejor. En realidad, soy mañosa con las traducciones, también en otros temas. Y me transportan los salmos 27 y 104. No olvido que es fundamental pedir la iluminación del Espíritu Santo.


Un abrazo con el Amor del Señor.