jueves, abril 26, 2007

¿Y porqué no?

En mi última entrada, mencioné de pasada, que el sábado en Valparaíso se ordenaban 5 sacerdotes, esperando que alguien me hiciera una mención al tema... parece que a nadie le llamó la atención ese hecho; por ello hoy vuelvo a mencionarlo: No todos los días se ordenan 5 sacerdotes, de hecho en Valparaiso desde fines de los años 90 que no había un número tan alto. Les menciono el tema porque este domingo, es el Domingo del Buen Pastor, Jornada Mundial de Oración por las Vocaciones, y por lo tanto en esta semana estamos abocados a rezar más que nunca por las vocaciones a la vida consagrada. Y también porque algunos de ustedes ha mencionado en los sueños anteriores sobre una posible vida consagrada... algunos que ya no lo fueron en el sacerdocio. Pero el tema no termina acá.
Titulo este post ¿Y porqué no? porque quiero proponerles a todos el rezar por la intención de un hijo, nieto, sobrino o familiar, sacerdote... sip, pedirle a Dios eso. El sacerdocio es una opción de vida, y les aseguro que Dios sigue llamando todos los días. Más de alguien entre los que leen este post, pueden tener la posibilidad de contar con un sacerdote en la familia. Esta es una vocación tremendamente gratificante, llena de desafíos, tal cual como muchos lo sueñan y creen.
Mi Obispo siempre dice que el gran problema de las vocaciones hoy es que las familias cristianas no trabajan por las vocaciones en sus propias casas... y lamentablemente tiene razón. Es urgente, como católicos rezar, no para que haya vocaciones, así en general, sino para que de mi familia salgan vocaciones al sacerdocio y la vida consagrada, y no de la casa de mi vecino.
Pregunta: Si tuviesen un hijo, o una hija que les manifestara que quiere ser cura, o religiosa, ¿Qué le dicen?
PD: Mañana es el día de los Carabineros, y desde este blog quiero elevar agradecimientos públicos a esta institución de orden y servicio, que tanto ha hecho por muchos de nosotros. Felicidades.
Ahhhh... dentro de poco, se viene el primer año de "La Vida", y voy a necesitar de la ayuda de todos... (La foto que cuelgo es de las ordenaciones del sábado pasado, tomada de www.obispadodevalparaiso.cl) Bendiciones.

31 comentarios:

Luis Alejandro Bello Langer dijo...

Es que más allá de las palabras de buena crianza, Cristian...¿qué podría aportar desde mi lado medio alejado de la religión? En todo caso, relacionándolo con lo que se menciona acerca de la caída en el número de vocaciones sacerdotales, tiene más sentido.

Ufff...poniéndome en el caso que planteas, no buscaría disuadir a mi hijo o hija; le expondría los pro y contra...aunque si es feliz con la opción que toma, como padre no puedo coartarle esa felicidad.

¿Día del Carabinero? Ciertamente...de cuando en cuando me acuerdo de las madres de aquellos funcionarios públicos. Festejan 80 años, si mal no recuerdo...felicidades por ellos, en serio, y por la labor que realizan. Saludos cordiales.

P.D.: Me dejaste intrigado...¿en qué podemos ayudar pensando en tu primer aniversario del Blog?

Mauricio Rebolledo dijo...

Gracias Padre Cristian por visitar el Blog de Kiky, por sus oraciones y bendiciones. Sé que Ud. está más cerca de Dios y lo podrá escuchar mejor que a mi...la Porota lo agradece, sin palabras...pero yo entiendo que es así...le mostré las velitas y se le iluminaron sus ojitos y se sonrío un buen rato.
Gracias por seguir a Olie y llegar hasta mi porotita.
Un abrazo,
Mauricio

princess olie dijo...

Padre:

Usted ya sabe lo que opino al respecto, pero si Dios escoge a alguno de mis hijos para consagrarse a Él a través de cualquier forma, lo dejaría ir.

Creo que la formación de un hijo consiste en entregar muchos valores bien claros: no dañar, no abortar, no mentir, no matar, no robar, no engañar, no ultrajar, no humillar. Y después, abrir la puerta para que vuelen solos.

Siempre se espera que esos principios los acompañen por el resto de sus vidas y que luchen por ellos, aunque sean los únicos en el mundo que lo hagan y eso anhelo yo, pero hay libre albedrío: en definitiva, harán lo que decidan al conversar con su corazón.

Y si deciden seguir el camino de Dios yo misma los llevaré hasta la entrada porque cada vocación trae una buena cuota de felicidad: de ésa que sale del alma y no de los bienes materiales.

Yo creo que, en su caso, sus padres hicieron lo mismo y hoy deben estar muy contentos con su alegría.

Y yo, con su velita.

Cariños,

olie

caminante dijo...

Absolutamente de acuedo contigo.
Cinco nuevvos sacerdotes es una gracia inmensa de Dios a su Pueblo.
La vocación es una llamada de Dios que ha de ser oída en el silencio contemplativo. Silencio que se hace necesario, dice Benedicto XVI en el Mesaje para el Domingo próximo. Es preciso, que también en la familia, se eduque para el silencio.
Gracias y mucho ánimo.
Un fortísimo abrazo.

Miblog. Ángel dijo...

Tiene razón. ¡Cinco sacerdotes! y muchos más que falta. Rezaremos más y seamos mejores.

Juan Ignacio dijo...

Cristian, ahora que lo dices recuerdo con cierta tristeza el hecho de que en muchas familias católicas les cueste tanto aceptar la vocación religiosa de los hijos. Cada vez entiendo más porqué, aunque no lo justifico. Buen consejo el de rezar no sólo por el religioso "en potencia" sino por la "familia-de-religioso en potencia". Saludos.

Cristian dijo...

Los primeros...

LUIS ALEJANDRO BELLO LANGER: Claro que puedes aportar desde tu lado, educando a tus futuros hijos en la libertad, dejando que ellos escojan el camino que les haga más feliz. Son 80 años de Carabineros como institución bajo el decreto de Carlos Ibañez del Campo... con lo otro, paciencia, informaré a tiempo. Bendiciones.

MAURICIO REBOLLEDO: yo no se donde andaba todo este tiempo que jamás te había visitado; había visto tus comments en otros blog, pero gracias a Olie, hoy nos juntamos. Cariños y saludos a la Porota, que es la causante de nuestro encuentro. Bendiciones.

PRINCESS OLIE: Dejarlos ir... que bello como lo planteas, eso mismo hicieron mis padres. Capaz que un dín narre eso en este blog. La cuota de felicidad, ciertamente es del alma misma, de esa que nada ni nadie más que Dios puede dar. Bendiciones.

CAMINANTE: Claro, es en el silencio en donde se fraguan todas las cosas de la vida. El silencio es necesario para escuchar a Dios, y hoy más que nunca. Bendiciones.

MIBLOG.ANGEL: Claro que hay que seguir orando, más que nunca. Bendiciones.

JUAN IGNACIO: Por desgracia, así es. A veces las mismas familias católicas se oponen a la posible vocación religiosa de sus hijos, porque piensan entre otras cosas en el tema de la descendencia, del bienestar material, de la felicidad... como si uno en este camino no tuviese hijos, bienes necesarios y mucha alegría... qué irónico, pero triste realidad. ¿comenzaste ya a rezar por tener una familia de religiosos? Bendiciones.

Anónimo dijo...

Padre...
¡Que gran alegría estos nuevos sacerdotes!... Siempre he pensado que los católicos somos privilegiados por la clase de psatores que tenemos a diferencias de otras religiones en donde ser religioso si bien también es una vocación de mucha entrega no llega a los niveles del nuestro catolicismo. Nuestros sacerdotes son tipos normales que estuvieron dispuestos a dejarlo todo (familia, dinero, etc) por seguir el llamado de Cristo... Para mí las personas que mas admiro siempre son sacerdotes, incluso me emociono cuando los veo desfilar para la Procesión del Carmen en Santiago. Creo que los católicos debemos valorar y querer más a nuestros sacerdotes... Si queremos ídolos sólo debemos buscarlos en nuestra parroquia domingo a domingo, ellos son idealistas, ellos son los verdaderos superheroes en los tiempos modernos.

Francisco


algunas veces me dan unas ganas de dejarlo todo y hacerme

Mariluz Barrera González dijo...

Padre, creo que en la actualidad el gran problema de nuestra sociedad es que la gran portadora de los valores que es la familia no está cumpliendo muy bien su función, últimamente todo se basa en el relativismo y tristemente estamos viendo los resultados, y aun así los padres de familia se resisten a reconocer los grandes erroes que se están cometiendo.

Soy católica y deseo de todo corazón que mi hija lo sea, espero cumplir esta hermosa encomienda que Dios me ha dado, al otorgarme una semillita en mi hermosa Adda Sofía.

Un abrazo.

Águila libre dijo...

Hola Cristián: yo ya te conté una vez, les doy todas las oportunidades a las niñitas para que sean buenas católicas y si alguna quiere ser monja, la apoyaré, pero no me pidas para que yo recé para que sean monjas.

En mis links hay una niña que se llama Ferípula, en uno de sus blogs están hartas explicaciones claras para arreglar los blogs. Yo no sé hacerlo, me están ayudando, pero de seguro, tu que entiendes más de computación, entenderas bien como se hacen muchos cambios.

Muchos cariños,

María Paz

Anónimo dijo...

verdad que 5 sacerdotes es una bendicion de Dios, Tengo 3 hijos varones, si decidiera ser sacerdotes algunos de ellos, seria para mi una bendicion de Dios, pero tambien un susto, que sea un buen sacerdote, que sea fiel al mensaje de cristo, que GRAN COMPROMISO

ANA MARIA

Armando Vallejo Waigand dijo...

Yo tengo dos hijos varones pequeños, de 2 y 5 añitos. María -mi esposa- y yo, tratamos de educarlos en un ambiente de fe. A lo largo de su proceso de maduración religiosa sabemos que puede llegar el momento del discernimiento vocacional. Trataremos de facilitar que así sea. No para predisponerles en un determinado camino sino para que tengan la oportunidad de pensar en ello como una opción de vida más.

Creo que muchas personas, incluso las educadas en un ambiente religioso, no llegan a plantearse nunca la posibilidad real de la vida consagrada. Simplemente no es una opción para ellos, no forma parte de ninguna candidatura de proyecto de vida... Quizá aquí esté uno de los problemas: ¡no fomentamos en los jóvenes la importancia de tener un Proyecto de Vida!, sólo se sigue la inercia de lo socialmente aceptado: estudios, trabajo, matrimonio, prosperidad, descendencia...

Hoy hemos tenido Vigilia Juvenil Diocesana por la vocaciones en Gran Canaria (Islas Canarias) con hermosos testimonios. Quien tenga ocasión de escuchar a religiosos hablar de su vocación perderá el miedo a 'permitir' a sus hijos entregarse a Dios; irradian felicidad por todos los poros de su piel!

Y conste, que a me encantaría disfrutar de la descendencia de mis hijos, pero no será a costa de cerrarles los ojos a Dios.

Saludos.

Cristian dijo...

Gracias por responder...

FRANCISCO: Gracias por tus palabras, son realmente alagadoras y muy inmerecidas a veces; el ser sacerdote, es una vocación más, que uno no ha buscado, sino que Dios coloca en el corazón del hombre... Dios llama, uno responde... Atrévete!!! Bendiciones.

MARILUZ BARRERA GONZALEZ: Pienso lo mismo, y creo que la familia es quien se lleva el primer tirón de orejas, los padres de familia!!! ¿dónde están? Trabajando, creyendo que con llevar más dinero a su casa, sus hijos serán felices, que triste eso... No sabes como lamento lo ocurrido en tu país con el aborto. Bendiciones.

AGUILA LIBRE: MMmmmmm... ay Pay!!! A eso precisamente apuntaba mi entrada... pero acá no se obliga a nadie, hasta en eso somos libres. Miraré el otro blog de la Feri, para ver si puedo enchular este blog. Bendiciones.

ANA MARIA: Si, es un gran compromiso, pero un futuro lleno de plenitud también para ti como mujer, madre de un sacerdote, te lo aseguro. Gracias. Bendiciones.

ARMANDO VALLEJO WAIGAND: Pucha, ojalá todos los hombres pensaran como tu, que gran papá debes ser, te felicito... "trataremos de facilitar que así sea"... yo no lo habría podido decir mejor, te pasaste hombre. Eso de hacer proyecto de vida, es muy bueno, te cuento que en mi caso somos tres hermanos, mi hermana es religiosa, y mi hermano mayor, está casado, ya tiene una hija, pero también se le pasó por la mente ser sacerdote, estoy seguro... y todo gracias a los "PROYECTOS DE VIDA" que se realizaban en un grupo en la capilla. Son una excelente herramienta a trabajar con los jóvenes. Gracias por tu apertura de vida. Bendiciones a toda tu familia.

Tadashi dijo...

Pues sí...

Que se ordenen cinco sacerdotes es caleta...

Hubo un tiempo durante mi vida en que pensé en ser sacerdote...

Pero como único varón que podía conservar el apellido de la familia (que no es nada común) decidí echar pie atrás...

Pero creo que hubiese hecho un buen trabajo...

En la última ordenación en que estuve, se ordenaron 4 sacerdotes, igual encontré que eran caleta (fue acá en Santiago)...

Muchos saludos, gracias por escribirme...

cgautierv dijo...

Cristian:

Cuando cada uno de mis tres hijos, Christian (25 años) Rodolfo (19 años), Nicole (16 años, estaban en el vientre de su madre, oré a nuestro Padre pidiendo que se hiciese, su voluntad, en sus vidads.

Tengo en alto valor la Fe, dado que me convertí al catolicismo a los 22 años (hace 27 años) luego de conocer y experimentar en varias corrientes filosóficas y religiosas, originadas en Oriente y Occidente.

Más allá del bien y el mal, de aciertos y errores, la Iglesia de Pedro, Agustín, Francisco de Asís, Juan de la Cruz, Teresa de Jesús, Tomás de Aquino, Padre Pío, Padre Hurtado etc, es la misma Escuela que hoy nos convoca: nuestra Iglesia Católica, Apostólica y Romana,expresión formal de una verdad más profunda y eterna.

La Escuela, en la que todos estos " hermanos mayores" y cientos de cientos, buscaron a Dios, encontraron, el camino, la verdad y la vida, el sentido de sus existencias, es la misma Iglesia Católica de hoy.

Ciertamente, los católicos, debemos orar por las vocaciones, apoyar las vocaciones que se generen al interior de nuestras familias y pedir día a día por nuestra Iglesia. El piloto de nuestro barco, sabe de tempestades, la historia de la Iglesia lo evidencia.

Me alegro por las ordenaciones; es una buena noticia; una muy buena noticia.

En mi caso personal, desde la Pastoral del Trabajador,como una persona común y corriente, busco la forma de contribuir al cumplimiento del gran mandato que nos dejó y hoy nos reclama, nuestro Señor y Maestro.

loreto dijo...

P.Cristian: ¡Hermoso post!. Yo era de aquellas que rezaba por las vocaciones sacerdotales y a la vida religiosa con la mirada puesta en los otros y no en mis familiares o en mis amigos...Pero como uno "nunca sabe para quien trabaja"...cuatro de mis amigos más cercanos terminaron en el seminario (dos en los Padres de Schoenstatt y dos en el Seminario Pontificio Mayor). Claudio y Diego entraron el 2002, Yván el 2003 y Ricardo el 2005.Cuando me contaron casi que me morí..., cuesta reconocer que aunque uno tenga las mejores intenciones del mundo en el fondo sigue siendo super egoista. Lo primero que pensé fue en que me quedaba sin compañeros de estudio, de carrete, de trabajo pastoral,etc, y eso me dió harta pena. Los heché harto de menos al principio pero ahora los veo tan,tan plenos y felices con su vocación, que cada momento que paso con ellos me trae una alegría inmensa que es muy difícil de explicar. Uno de ellos ha salido mucho en la tele últimamente porque es quién le sostiene el libro al Cardenal en la misa..., y te mueres lo orgullosa que me siento.
Siempre estoy rezando por ellos, sus compañeros y por todos los sacerdotes porque sé que este es un camino precioso pero con sus altos, bajos, muy altos y muy bajos.
Cada día me convenzo más que la felicidad se alcanza siguiendo el plan que Dios desde un principio ideó para nosotros, así que si es que el día de mañana me caso y tengo hijos no voy a dudar en alentarlos y apoyarlos en su vocación...y si Dios ha elegido a unos de mis hijos para que se consagre 100% a su servicio , para mí va a ser un honor y una alegría enorme.

Blood dijo...

Hola Cristián. Tú sabes que no me gusta entrar en temas de fe pero bueno, aquí voy. Cuando el Padre llama, el humano tiene dos opciones: obedecer u obedecer.

Saludos sangrientos

Blood

lully, Reflexiones al desnudo dijo...

El llamado de Dios para contribuir con esa causa noble de evangelizar es maravilloso y lo he apoyado a través de un vecino muy amigo de mi familia, quien está feliz en esa causa. En lo personal, he contribuido también a través de otros espacios como catequesis a niños, liderando grupos juveniles y de comunidades eclesiales de base con mi madre, quien estudió esto por unos años. Ahora, por mi agenda tan ocupada y múltiples actividades laborales y académicos, estoy un poco retirada; empero, avalo misiones tan lindas.
Gracias por compartirnos ese evento sacerdotal en Valparaiso.
Un abrazo afectuoso y pido su bendición padre, hoy, especialmente hoy padre, invóqueme en sus oraciones.

Benjamin Araya dijo...

Me pasa algo que nose si sea común. No me proyecto con familia futura. No descarto que quizás no tenga hijos ni esposa, porque nose que quiere Dios de mí, ademas mi carrera (artes plasticas)tampoco me permite proyectarme tanto en el futuro, no ando pensando en estudiar, trabajar, tener familia...no, para nada. Y siento que mucha gente en el colegio ya lo tiene planeado, como lo normal, lo que hay que hacer. Y eso nose si me gusta tanto.
Me encanta la familia, pero nose si me siento llamado a formar una y a pesar que estoy estudiando, no descarto la idea de entrar a la congregacion de los SSCC después por ejemplo. Nose..voy a tener que seguir caminando con paciencia, oración y las orejas paradas porsiaca. Gracias a Dios soy feliz.
Un abrazo padre

Esme dijo...

Padre Cristian me encantan tus blog, dices las cosas mas serias con sencillez y humor.
Entro pocas veces, hacía bastante que no leia nada , pero esto de hoy mas allá de tu reclamo, ver la foto de esos neo.sacerdotes me llena el alma de gozo.
Y para compartirte mi sueño, cuando era chica me había impactado tanto la Consagración que quería ser sacerdote para poder consagrar pero ¡imposible! soy mujer, entoces me venia como una angustia...¿por qué no nací varon? y mi mamá que me decía que me esperaba varon, quizas con el tiempo y con mi camino espiritual me di cuenta que muchas cosas que me fueron sucediendo era por no aceptarme del todo como Dios me quizo, pero cuande sané eso empecé a disfrutar de mi ser mujer a pleno y además tengo un amor especial por todos los sacerdotes, mas allá de sus debilidades, pecados, etc.etc.
Tengo 5 hijos , 3 varones y a los tres los entregué para que el Señor los llame al Sacerdocio, el segundo estuvo en el seminario menor salio y hoy esta un poco revelado, a mi me queda hacer lo de santa Monica. Y el menor que ya tiene 24 años es un servidor de Dios 100x100 y esta a punto de casarse o sea que sacerdotes ya no , pero tengo nietos varones 5, y en eso estoy pidiéndole al Señor les indique el camino y toque sus corazones.
Una pregunta , como estuviste en San Rafael , ¿conoces al Padre Agustín Bollini? que esta en Huintil, Illapel (IV región). Yo soy de Argentina pero he trabajado en retiros con el en Chile en Linares (VII región).
Que el Señor te bendiga mucho y te agrego a mi lista de oración por sacerdotes. Amén

JOSÉ GUTIÉRREZ dijo...

Hola Padre Cristian:

Me uno a su deseo de oración por las vocaciones y en especial por las familias. Es una bendición de Dios que alguien reciba Su llamada.

En cuanto a la pregunta de qué le diría a mi hij@ si optaran por Dios, por supuesto le apoyaría y acompañaría en su decisión y ello me llenaría de suma felicidad ¡créame!.

Saludos

En los Dos Corazones

dimas dijo...

Gracias Padre por su felicitación, y muy bueno el post, cada dia cuando asisto a la Santa Misa pido a Dios para que nos de sacerdotes a la medidad de su corazón y por la santidad de los que tenemos.
Padre , visite el blogy observe el post que hay mas hacia debajo sobre el honor fijese en alguien que esta junto al abanderado con un sable.

un saludo

Carolina Requena dijo...

Hola Padre Cristian
en verdad que es una bendición tener 5 nuevos sacerdotes para nuestra iglesia. Debemos rezar por ellos y para que hayan más pastores que reunan a las ovejas.
Muchos saludos
Padre, además quisiera decirle que ya no tengo el blog carolinarequena.blogspot.com y me cambié a discipulosymisioneros.blogspot.com.
Es una iniciativa que quiero comenzar con miras a la V Conferencia.
Si le interesa unirse más que bienvenido basta que me escriba al mail y le mando una invitación.
Muchos saludos
Carolina
carolinarequena@gmail.com

Roberto del Campo Valdés dijo...

Hola Padre Cristian:

Sin duda que las vocaciones sacerdotales son un tema importante para la iglesia católica, puesto que sin sus ministros no pueden hacer llegar su mensaje.

Un tema muy importante. Si no lo comenté antes fue porque no habia tenido el minuto de pasar por su sitio.

Un abrazo.

Cristian dijo...

Tercera patita...

TADASHI: ¿También pensaste en ser cura? Eres una caja de sorpresas, realmente, aunque claro, el apellido Takaoka, no es que digamos que compite en popularidad con un Perez o un Gonzalez, ¿no?, y menos si eres el único varón en la familia. Gracias a ti también por dejarme entrar en tus hilarantes relatos. Bendiciones.

CGAUTIERV: Gracias tocayo por venir hasta acá también. Muy bello testimonio el que nos das sobre lo que entiendes de la Iglesia; sin duda, tu también eres un apóstol más de los que el Señor se vale para llegar a tantos que le desconocen. Bendiciones.

LORETO: Esa sensación de perdida que describes con tus amigos, creo es lo que les pasa a muchos papás... si tu siendo amiga lo viviste, imagínate un padre... lo bueno, es que después la historia sigue como la describes: cercanía y alegría. Gracias por tu disposición hacia el tema vocacional, y ciertamente nuestra felicidad está en descubrir la voluntad de Dios para con nosotros...¡Felices los que la descubren! Bendiciones.

BLOOD: Doctor, tu siempre tan abierto a las cosas que no compartes 100%... cada día me sorprendes más. Cuidate, después hablamos. Bendiciones.

LULLY, REFLEXIONES AL DESNUDO: Gracias por venir a este rincón. Que bueno que has tenido contacto con la pastoral en alguna comunidad... no pierdas eso: el contacto en las catequesis con los niños es un cable a tierra que nos mantiene despiertos para conocer realidades que desconocemos. Bendiciones.

BENJAMIN ARAYA: Que increible... al leer tu post, es como si yo lo hubiese escrito hace 13 años atrás cuando comencé en esto... acércate ya a un cura para hablar del tema, y que te oriente convenientemente. Ánimo y bendiciones.

ESME: Gracias por tu comentario, muy lleno de emociones y dudas que veo fueron disipándose a medida que te hiciste mujer, mamá y ahora abuela... sigue rezando, talvez no seas santa Mónica, pero sin duda tu oración por algún lado dará fruto. Sobre el sacerdote que me pregunta...mmmm... no lo conozco, no me suena. Gracias por rezar por mi. Bendiciones.

JOSÉ GUTIÉRREZ: Oye, que bien que también estés abierto al tema de la posible vocación de un hij@... eso habla de tu grandeza de alma para con Dios. Al leer tus palabras sinceras, sin duda que Dios en el cielo sonríe y se alegra de tener hijos como tu y tantos otros... Bendiciones.

DIMAS: Ya puedes imaginar quien me sopló tu cumpleaños, porque otros la delataron... no tenía como enterarme, pero siempre hay ángeles, incluso en la internet. Leí el post del honor, y claro, vi la foto... te ves increible en ella. Bien mi Capitán. Bendiciones.

CAROLINA REQUENA: Ok, gracias por avisar... a ver si mañana tengo un tiempo y te escribo para sumarme a tu nuevo blog... ¿sabes que tu eres una de las culpables de que yo siga en esto? Gracias por tu disposición para con Dios, y por tener ese tremendo blog de ayuda... realmente es un honor que me leas y escribas. Bendiciones.

ROBERTO DEL CAMPO VALDÉS: Bien, en realidad, estás a tiempo, al igual que para recoger el desafío que les planteo acá. Gracias por leerme. Bendiciones.

Tadashi dijo...

Sí, no entendí mucho cuando escribía Kant...

Es que el alemán antiguo de por sí es enredado, cuando lo tradujeron no quedó 100% bien, y más encima, inventa nuevos términos que explica una vez, y que usa recurrentemente...

Y sin tener ningún conocimiento en filosofía, pues no duré mucho, ja!...

Igual leí como un cuarto del libro antes que un profe con experiencia en libros se riera en mi cara y me recomendara que me cambiase de lectura...

Saludos...

Sade dijo...

En los tiempos que corren, ver como todavia queda gente que ofrece su vida a Dios reconforta... reconforta y mucho...
Saludos, querido amigo.

Raquel dijo...

Vaya pedazo de post y vaya pedazo de comentarios...
· Sin duda la ordenación de un sólo sacerdote es motivo de fiesta en el cielo, ¡cuánto más debe serlo entre nosotros, que somos quienes vamos a disfrutar por 'este poquito más de presencia de Jesucristo' que caminará a nuestro lado. Dios me ha regalado muchos y buenos amigos seminaristas y sacerdotes, de hecho dentro de poco en Madrid serán las ordenaciones, será una gran día de alegría de corazón:)
· Pido al Señor que ya que parece que no seré religosa ni sacerdote ;) al menos me conceda el don de tener hijos santos, quién sabe si dentro de esa vocación!
· Y porrrr supuesto que estoy aquí disponible para celebrar el aniversario. Y que sean muchos más!

Un saludo y hasta pronto!!

Peque dijo...

Padre:..La verdad es que es muy importante lo que dice en el post.....debemos ser generosos con nuestro hijos y rezar por las vocaciones de ellos....Yo hace un tiempo atrás se lo comenté y siempre rezo por la vocación de uno de mis hijos, que es el único que desea seguir el sacerdocio, pese a que es de corta edad, ya lo quiere...
Pido siempre por su corazón y que Dios aumente su vocación al sacerdocio y él sienta el "LLAMADO" en su corazón....
La Iglesia necesita mayor número de vocaciones ....que mejor regalo que rezar por las vocaciones en nuestra familia y en especial por la de nuestros hijos?

Cristian dijo...

Cuarta, y parece que última...

TADASHI: Me imagino como habrá sido... la critica de la razón pura es uno de los libros más áridos que se me ha ocurrido pesacar. ¿Otra vez cambiaste la foto? Parece que pronto yo haré lo mismo. Bendiciones.

SADE: Gracias por tu comentario y saludos. Claro que reconforta saber que hay personas que quieren consagrarse a Dios. Bendiciones.

RAQUEL: Eso, reza por esa intención... y si, los comentarios han estado muy buenos. No te pierdas de acá, especialmente para la celebración del primer año (16 de Junio)... disfruto mucho con tus videos. Bendiciones.

PEQUE: Bien, ese es el tema, rezar por la posible vocación de los hijos, especialmente si desde pequeños manifiestan esa intención. Gracias por estar acá. Bendiciones.

Raquel dijo...

Coincido con Armando [amigo que creo que he ganado gracias a ti] en una cosa: lo importante es que seamos buenos seguidores de Cristo. No es que falten vocaciones, es que escasean los verdaderos cristianos. Así que preocupemonos por crecer en la fe y vivir Su Reino y lo demás... ya vendrá!

Qué bueno, 16 de junio, (bella fiesta de la Madre!) es el día en que mis amigos serán ordenados diáconos... Os bombardearé por adelantado para que recéis!

Saludos!