miércoles, mayo 21, 2008

Enfermos

Hola, espero que se encuentren todos bien durante estos días, especialmente por las lluvias que hemos tenido en el centro del país, que han sido realmente fuertes y torrenciales. Yo me encuentro bien en la parroquia.
Por motivos pastorales, durante estos días he asistido a varios enfermos, y de ello me gustaría hablarles hoy. Una de las cosas que observo, es el hecho de que muchos de ellos se sienten solos... ¿porqué se produce ese sentimiento? Mmmm... puede haber varios motivos, desde el abandono en que se puedan encontrar al momento de enfermarse, hasta el hecho de la enfermedad los deja abiertos a que afloren distintos sentimientos, especialmente aquellos que hacen sentirnos vulnerables.
Cuando una persona, o su familia llama a un sacerdote para que les visite, es para que le lleve los Sacramentos de la Unción de enfermos y la Comunión; pero en muchas ocasiones los familiares vienen a buscarlo a uno cuando el enfermo ya está casi inconsciente... ¿Es desconocimiento eso?
Lo que corresponde es que llamen al cura cuando se enferma alguien, no cuando se está muriendo... También he tenido la oportunidad de conocer y acompañar a muchos enfermos, y no saben ustedes el bien que se les hace a ellos.
Ustedes, cuando tengan un enfermo, no tengan miedo de llamar al sacerdote para que hable con él o ella. El sacerdote no va a matar a nadie, sino a consolar y ofrecer la Palabra y los Sacramentos de Dios.
Bueno amigos, espero que nos mantengamos en contacto, a muchos los he visto por facebook, lo que explica en parte el hecho de que ya no comenten como antes... no importa, da lo mismo... en el facebook me encontrarán también. Bendiciones.

13 comentarios:

Anónimo dijo...

Uhmmmmmmmm buen comentario del sacramento de la sanación,,,,tengo algunas criticas, pero las haré después

Miguelo, sc dijo...

Es verdad, Cristian. Cuando mi padre enfermó y en el servicio de urgencias se puso muy malito, llamamos a mi párroco para que le ofreciera la unción. Su problema era digestivo, por lo que ni siquiera pudo tomar la comunión.

Algunos de mis parientes presentes en la sala de espera me miraron raro, como si pensaran que quería matar a mi padre.

Mi padre remontó la crisis esa noche, y aguantó seis días más. Estando mejorcito en medio de su gravedad, vino a verlo otro sacerdote amigo suyo y le volvió a impartir la unción. Mi padre quedó más tranquilo. A los pocos días volvió a tener otra crisis infeccionsa de la que ya no pudo salir.

Por múltiples signos yo tengo la absoluta certeza de que murió con Dios a su lado. Y murió en paz. En parte, creo que el sacramento que recibió mi padre, también tuvo su efecto tanto en mi madre como en nosotros, sus hijos, porque fuimos testigos durante la semana final de mi padre de cómo Dios nos consolaba y derramaba su amor sobre todos nosotros en multitud de detalles que se han quedado grabados en mi corazón.

Sailorpelusona dijo...

Padre Cristian, dos cositas:
1. Un sacerdote, le dio paz en el alma a mi abuela cuando agonizaba en el Hospital, otorgandole el sacramento de la Unción de los Enfermos. Ella murió en tranquilidad, a pesar del dolor corporal que padeció en los últimos momentos en este mundo. Por ello, estoy muy agradecida.
2. Le tengo algo en mi blog...vaya a buscarlo pronto. Cariños.

Tu hermano. dijo...

Efectivamente, hermano. Aquí, en Galicia, la catequesis sobre la sanación y la Unción de enfermos va lenta y cuesta aceptarla, sobre todo porque pesa mucho el papel del cura como el que acompaña al difunto o el que aparece por casa para los últimos sacramentos.

No sé si tienes experiencia, y si la tienes estaría bien compartirla, del sacramento de la unción a nivel parroquia, comunitariamente.

Un saludo en Cristo vivo.

Saulo Medina dijo...

A mí me gusta mucho, en consonancia con lo que usted menciona, Jn 11, 1 - 4: las enfermedades permiten que Dios se Glofirique en la persona y con eso, la persona comineza a parecerse a Dios. Alabado sea Jesucristo !!!

JORGE dijo...

Mi suegro era un católico un poco "a su manera". Cuando estuvo enfermo fue a visitarlo un sacerdote amigo nuestro, lo mejor fue que recibió los sacramentos después de mucho tiempo. Un tiempo después falleció, en gracia de Dios.

Realmente a veces uno no sabe cuan importante es la decisión de los familiares, para procurar el apoyo de un sacerdote para con nuestros enfermos.

Gracias y bendiciones

Oscár dijo...

muchas gracias Padre, no crea que es tan facil, debemnos orar mas por los sacerdotes, porque muchos se cohiben de eso, y la mayoria piensa que eso es solo para los cercanos "amigos" del cura.

Profeballa dijo...

saludos te4 dejoun premio

http://notasespirituales.blogspot.com/2008/05/premio-al-esfuerzo-personal.html

Luis Alejandro Bello Langer dijo...

Vengo saliendo de una semana qe fue complicada en el tema de la salud...no la que termina, sino que la anterior. Ahora, salvo algunas puntadas producto del dolor de muela, me siento en buenas condiciones.

No me quejo en demasía...aunque me toca trabajar (porque faltar cuesta mucho, aparte del propio sentido de la responsabilidad), en casa se preocupan por mí en cuanto a los remedios y esas cosas (más bien soy yo quien se descuida).

Saludos cordiales...y ya sabes dónde está mi prioridad, tenga o no tenga Facebook.

t.i.n.a. dijo...

Padre, tanto tiempo!!!Qué importante es lo que nos enseña en éste post, hay gente que le da como no se qué traerle un sacerdote a un enfermo, "no vaya a pensar que le queda poco", esos son respetos humanos, debemos vivir siempre de cara a Dios y nada más importa y hacer todo con Rectitud de Intención.
No hay nada más reconfortante y tranquilizador que ver a alguien recibir los Santos Sacramentos y luego de un tiempo morir en paz.
Usted debiera publicar su celular para llamarle en caso de emergencia, por que siempre va a ser una emergencia, no estar en Comunión con Dios,aunque no esté en peligro la vida......no sé si me expliqué bien.
Nos vemos

icue dijo...

Que tranquilidad el tener un sacerdote cerca cuando estamos enfermos, y más si esa enfermedad es terminal, es la llave que nos abre las puertas del Cielo, !!bendita llave!!, benditos seais los sacerdotes
Un abrazo

Ángel De Jesús dijo...

Saludos, Padre muy bueno su Blogs y la cancion esta buenisima tremenda, soy un seminarista de Venezuela y su Blogs me ha gustado las imagenes son hermsosas, espero su visita a mi blogs. Dios Lo Bendiga

Anónimo dijo...

Padre,sabe cuando mi abuelito se puso grave yo estaba algo apurada, buscabamos lo que lo volviera a restablecer el fue diabetico hinpertenso, recuerdo que ese dia paso el santisimo por mi casa, pero no me atrevi a detenerlo pues tontamente pense que si lo llebaba con mi abuelo enfermo, el se asustaria o me lo tomaria a mal, es como si su llegada fuera el menaje de que hiba a morir, el fallecio como 15 dias despues, el caso es que hoy por hoy lamento mi cobardia el no tener las agallas para invitar a jesus a mi hogar, Yo pido perdon a mi abuelito por que pude haber hecho algo por el y no lo hice y le pido perdon a Dios por ser como soy. Me gustaria recibir correos de usted padre, mi imael es secretos_70574@hotmail.com pues me gusto su pagina, me gusta lo que tiene sentido y mensaje, Que Dios lo bendiga y hasta pronto!!