viernes, septiembre 15, 2006

Tiqui, tiqui, ti...

Acabo de celebrar el Te Deum por Chile en la parroquia. Para los que no lo saben, el 18 de Septiembre es el día de las Fiestas Patrias, y en Chile por tradición, se ora por este país... ¿Qué dije en el Te Deun?... Léanlo.

Te Deum
15.09.06

Lecturas
1 Re. 18, 1 – 2 a. 41 – 46
Sal. 129
Hch. 1, 12 – 14
Jn. 2, 1 – 11

Cada año la Iglesia y las autoridades civiles en nuestro país invitan a toda la ciudadanía a este Te Deum, a la acción de gracias a Dios por nuestra patria. Nosotros acá en Concón celebramos una Misa como acción de gracias por nuestra tierra. Los padres de la patria, el año siguiente de la Constitución de la Primera Junta Nacional de Gobierno, pidieron a las autoridades eclesiásticas de la época celebrar esta acción de gracias al cumplirse un año de la constitución de la Junta Nacional. Así, en Chile, desde 1811, ininterrumpidamente, hemos dado gracias a Dios año a año por la tierra que compartimos. Se trata básicamente de mirar nuestra historia, agradecer a Dios por ella, pedir las luces necesarias para actuar de acuerdo a lo que Dios quiere para Chile.
Las lecturas que hemos tomado para este Te Deum, son las de la Solemnidad de la Virgen del Carmen, Madre de Chile. A ella le pedimos poder estar atentos a las necesidades de los demás, así como ella lo estuvo en las Bodas de Caná, de acuerdo al texto que escuchamos recién en el Evangelio.
Chile, en su historia republicana, se ha caracterizado en luchar por los valores de la libertad y el respeto por cada habitante, creciendo responsablemente en la línea de la justicia y la buena convivencia de todos. Esa esperanza, debe seguir viva para hacer realidad esos sueños, para poder agradecer de corazón a Dios por nuestra tierra.
Como chilenos, estamos preparándonos para celebrar el Bicentenario de nuestro país soberano y libre. Todo Chile se prepara para eso. Nuestras autoridades se han puesto metas concretas, como reducir la brecha de las desigualdades y la pobreza de los más desposeídos, el dotar a Chile de mejoras en el ámbito de la salud y la educación, el seguir transitando por caminos de justicia y libertad para todos. En ese frente necesitamos fijar la ruta, para avanzar cada día más.
Chile debe esforzarse en lograr integrar a cada hombre, a cada mujer, especialmente a los que, por diversos motivos, no se sienten integrados plenamente, que no logran estar conformes con lo que viven; durante este año, hemos visto algunas manifestaciones que reclaman más atención de parte de todos: los jóvenes escolares y su paralización en el mes de mayo, han dado una señal clara de cuáles son las cosas que debemos mejorar para llegar al 2010 con más equidad. Debemos aprender a construir una educación integrativa, que lleve no solo el aprendizaje intelectual, sino sobre todo integral, que sea educación para la vida, no para un oficio determinado. Los discípulos de Cristo, la Iglesia, se integra también a ayudar en esta tarea en el Consejo Asesor Presidencial convocado para este tema.
La salud es otro tema que debemos aprender a mirar con más detención. Se han hecho grandes avances en esta línea, pero necesita el sistema de salud pasar por soluciones concretas. La actual paralización de los funcionarios de hospitales y policlínicos, demanda miradas más detenidas para solucionar de una vez por todas el esfuerzo que se realizan día a día, especialmente a los más pobres, que son los que se atienden en el sistema público de salud, pero que no funciona adecuadamente siempre.
Durante este año, hemos visto también como el cobre, nuestro principal ingreso de divisas, se disparó en las bolsas de metales mundiales. Todo el país sacó cuentas alegres. Pero aún no logramos despegar: las expectativas de crecimiento económico, no son las proyectadas en el comienzo de año; la cesantía sigue golpeando el hogar de los chilenos más pobres; el ingreso de divisas, y su distribución, no se nota en el bolsillo de todos los chilenos. Algo debemos hacer cada uno para lograr vivir con un mejor pasar todos.
San Alberto Hurtado, a quien el ex presidente Lagos llamó Padre de la Patria, nos hablaba hace poco mas de medio siglo sobre la Patria, sobre el patriotismo y los valores; entre otras cosas nos decía lo siguiente: el ciudadano, debe considerar su país como su patria, la prolongación de la familia y debe sentir por ella algo de lo que siente por sus padres…¿Cuál es la misión de mi patria?, ¿Cómo puede realizarla?, ¿Cómo puedo colaborar en ella? Esto reclama un hondo sentido social…los profesionales y la juventud estudiosa, deberían acercarse al pueblo para conocer sus problemas, organizar cruzadas de educación y cultura, estudiar cómo abaratar la vida, cómo crear nuevas riquezas, cómo servir con más eficacia y menos costo, pensando que una profesión más que un medio de lucro, es un servicio…el concepto de patria, como el de familia bien entendido, exige sacrificios para que haya entre todos los miembros de la familia nacional…al menos una vida digna de hombres para todos.
El proyecto común como país que necesitamos realizar, puede ayudarnos para poder mirarnos con alegría y dignidad. Que el patriotismo prime en nuestras vidas, que seamos capaces de caminar como un pueblo de hermanos, que nos atrevamos a dar la mano al que tenemos al lado, que podamos transmitir a los más jóvenes el valor de la vida, de la familia, del servicio. Pidamos a Dios poder realizar los proyectos que ponemos en común; que Él nos inspire para buscar soluciones a los conflictos que aún no nos dejan mirarnos como hijos de una misma tierra. Que la Virgen del Carmen, Patrona y Madre de Chile a quienes los padres de la Patria se encomendaron al iniciar la vida republicana, siga tendiendo su manto y no quite la mirada de esta tierra tan hermosa que Dios nos ha dado.

4 comentarios:

ingrid_k48 dijo...

Sabes Padre Cristian me encantó la predica en el te deum y no solo a mi me gusto a muchas personas que presenciaron la misa, se comento mucho. Este comentario no se si corresponde, pero se lo digo igual porque asi lo siento, me recordó mucho a las predicas que hacia el Padre Hurtado, bien comprometidas y valientes que hacia por las luchas sociales y sindicales, tanto por dignificar a los más necesitados como por mantener la unión de hermanos. Te felicito Padre Cristian. Ingrid

ingrid_k48 dijo...

Sabes Padre Cristian me encantó la predica en el te deum y no solo a mi me gusto a muchas personas que presenciaron la misa, se comento mucho. Este comentario no se si corresponde, pero se lo digo igual porque asi lo siento, me recordó mucho a las predicas que hacia el Padre Hurtado, bien comprometidas y valientes que hacia por las luchas sociales y sindicales, tanto por dignificar a los más necesitados como por mantener la unión de hermanos. Te felicito Padre Cristian. Ingrid

San Blog dijo...

Padre Cristian.
Felicitaciones por las fiestas de Chile.
En medio de tanta confusión de un gobierno irracional que quiere controlar lo que compete a las familias en la educación de sus hijos, la Iglesia en personas como usted tienen que seguir siento luz en mediode tanta oscuridad.
Abrazos

Gonzalo Verbal dijo...

Hola Cristián:

Tanto tiempo, ¿cómo has estado? Para variar, te quiero molestar con pequeñas ayudas bloggeras. Sucede que creé un blog para mi curso: historiageneración2005.blogspot.com; lo he estado probando y, al parecer, no funciona como quiero: es decir, que cada post y comentario llegué automáticamente a cada miembro inscrito. Te digo porque inscribí a mi papá para probar y he hecho post de prueba y sólo me llegan a mí el credor, pero no a él.

¿Sabes cómo se hace para que los mensajes lleguen a todos?

Gonzalo Verbal
Apologética Histórica